Curso de Nivología. 25-26 y 27 - Marzo - 2011

Publicado en por Joe

Varios monitores de la ECAM  hemos pasado este fin de semana recibiendo un Curso de Nivología en Santa Marina de Valdeón.

 

El curso fué convocado por el Albergue "La Ardilla Real"  con su gerente al frente, Julio y ha sido impartido, como director, por Alberto Mediavilla en colaboración con Pablo Sedano y Fernando Calvo, todos ellos Técnicos Deportivos en Montaña.  A él asistimos, además de nosotros otros 8 alumnos más procedentes de diversas regiones del norte de la península.

Después de los tres días de clases prácticas y teóricas  nos han quedado claras  varias cosas:

 

1. Que en esto de una ciencia cambiante como es la nivología, no basta con saber algo: es importantísimo saber lo máximo posible sobre la nieve, las condiciones atmosféricas (lo pasado, lo presente y tal vez lo futuro) y el terreno por el que nos movemos. También es necesario saber el material con el que contamos y asesorarnos por expertos de cara a adquirirlo.

 

2. Que respecto al tema de rescate de víctimas de avalanchas, más vale prevenir y no arriesgar y que sobretodo hay que saber muy, pero que muy bien lo que te traes entre manos.

 

3. Que Alberto es uno de los tíos que más sabe de nieve por estos lares y que tanto Pablo como Fernando no le van a la zaga. Son gente claramente comprometida con el tema y  que están haciendo un trabajo encomiable de cara a nuestra seguridad. Además de manera altruista. Parece ser que en breve todos tendremos acceso abierto a los resultados de su  trabajo.

 

Bueno vamos un poco a hablar sobre lo que se trabajó en el curso y claro, a poner alguna foto.

 

El viernes lo dedicamos a conocer los diferentes tipos de nieve que podemos encontrarnos, además de adquirir conocimientos de como realizar técnicas de cata y análisis del manto nivoso. Por supuesto no se dejo de lado el estudio de los diferentes tipos de avalanchas y las causas de su desencadenamiento.

 

El sábado por la mañana, a pesar del marrón en forma de lluvia que nos acompaño, comenzamos con las sesiones prácticas, dedicadas a trabajar lo visto el día anterior: la forma de realizar catas, el análisis de manto ( estratificación, dureza, tipo de grano, temperatura etc) y finalmente la realización de los diferentes test que, en un momento dado y en pocos minutos nos muestran las posibilidades de desencadenamiento de aludes. Estas técnicas deberiamos conocerlas todos los que realizamos alguna actividad invernal y principalmente los esquiadores. No llevan mucho tiempo durante una salida y cumplen un papel que creo es el más importante: la prevención.

 

Aquí podeis ver algunas fotos de realización de catas y análisis del manto:

 

  1

 

Pelayo demostrando su ardor pasiego.

 

2

Alberto nos muestra como analizar el manto.

3

Después de la copiosa comida con que nos obsequio el personal del albergue y venciendo el sopor que nos produjo (aunque nadie cayo en el pecado de la siesta) pasamos a analizar diferentes aludes que se han producido por nuestras tierras, conocimos en profundidad la escalada de valoración del riesgo, estudiamos los diversos factores de riesgo a la hora de elegir u itinerario y como evitarlos y, finalmente todos los procedimientos de rescate de víctimas de avalancha haciendo, claro, principal incapié en el autorrescate.

 

Ya el domingo volvimos sobre nuestro pasos del día anterior y nos dedicamos a realizar los diferentes supuestos de rescate con arva: en solitario , varios rescatadores, diferentes  amplitudes de avalancha, multiples víctimas... y sobretodo a mirar: a veces nos obsesionamos con sólo hacer caso al arva y puede ser que la víctima este casi al aire.  Pablo fué el encargado de este taller y a fé que se empleo a fondo en él. Nos hizo sudar bien.

 

4

 

Seco, aquí, busca veloz como un rayo. Y desentierra aún más rápido. Deciros que, si no sois capaces de encontrar algo en menos de tres o cuatro minutos no vais a ayudar mucho a la víctima: el paleado de desentierro lleva mucho, pero que mucho tiempo. Y el tiempo es vital.

5

 

6

 Luego Alberto y Fernando realizaron los talleres de sondeo y paleo estratégico. De nada vale saber usar bien el arva si luego no sabemos discernir con claridad lo que tocamos con la punta de la sonda. Y de nada sirve todo esto si al final no sabemos como desenterrar con rápidez y sobretodo, con seguridad. Podemos aplastar, asfixiar e incluso herir a la víctima.

7

 

Finalmente Fernando se ofreció como víctima: fué entrerrado y extraido con éxito (faltaría más, claro esta). Las técnicas aprendidas sirvieron para que saliera vivito y coleando. Otra cosa: también hay que saber mover al accidentado en las diferentes situaciones en que nos lo encontremos. Los primeros auxilios son necesarios, pero no sólo aquí sino a nivel general para la montaña. Jeje, otro curso que teneis que empezar a plantearos.

 

9

 

Extrayento al accidentado y moviendole en bloque a una posición más segura.

10

 

11

 

12

 Después de esto, bajada veloz hacia Santa Marina,  a degustar un exquisito cocido de garbanzos (vaya fin de semana, nos va a pasar factura tanta comida los próximos días) y a comentar y exponer dudas sobre todo lo aprendido.

 

 Como final de todo esto unas palabras: hacer un curso de este tipo no debería ser una posibilidad, debe ser una obligación para todo aquel que disfrute del invierno en nuestras montañas. Leer revistas o libros , ver videos, preguntar, es importante en nuestra formación, pero sólo un curso de este tipo nos permitirá afrontar nuestros retos de una forma segura. Ya sabemos lo de que en nuestra cordillera el riesgo de aludes es bajo. No os engañeis, sólo hace falta ver a todos os que han caido en años pasados. ¿Quereis ser uno de ellos en el futuro?. Si la respuesta es no, ir haciendo un sitio en vuestra agenda y... ¡¡a aprender sin perder tiempo!!.

 

Por último, y muy importante es el momento de los agradecimientos.

 

Gracias en primer lugar a la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada (FCDME) y a la Escuela Cántabra de Alta Montaña (ECAM) por financiarnos este curso. Sin duda repercutirá en la formación que damos a todos los federados.

 

Dos orejas ( que el rabo nos le comimos en el cocido) para el Albergue "La Ardilla Real" de Santa Marina. A Julio, a Laura y todo el personal. La estancia fué de lo más agradable. Tenemos aquí un lugar de encuentro de montañeros en el valle de Valdeón. Si venís , Julio os informará de todas las posibilidades de actividades que hay, tanto invernales como estivales.

 

Y claro, finalmente, dos orejas, rabo y además que quito el sombrero ante Alberto Mediavilla ( desde ahora nuevo gurú de la nieve) y la demás gente del equipo que no se le quedan atrás: Pablo Sedano ( que siempre nos recibe tan bién en Collado Jermoso) y Fernando Calvo ( otro pedazo guía que no para de recorrer nuestras montañas, tanto de forma profesional como de alpinista a secas).

 

Ah, claro y a los compas de la ECAM: el dire Sergio Vidal, el campurriano Sergio Seco y el pasiegucu- novaliego Jesús Pelayo.  Y no olvidar tampoco al resto de alumnos, Jorge de Torrelavega y los demás  que nos hicieron pasar unos buenos momentos a pesar del mal tiempo.

 

Un saludo y perdón por la chapa. El tema lo merece.

Nos vemos en las montañas.

 

Ah, también podeis ver algo más del curso ( y muchas más cosas) en:

 

http://adlamilana.blogspot.com/

 

http://guiasdelpicu.blogspot.com/

Etiquetado en Esqui de Travesía

Comentar este post

Miguel 03/30/2011 23:59


Qué bien aprovechado el pasado finde, que no daba para mucho más. Apunto ese cursillo en tareas pendientes -efectivamente es de los más importantes que hay que dar-.


Joe 03/31/2011 10:22



Hola Miguel. Si el finde fué malote aunque hubo momentos el domingo por la mañana que hastas nos dió el sol. La verdad que el curso es importantísimo, merece la pena. Estaré atento para el
próximo y lo pondré en el blog para los interesados. Ahora toca aprovechar lo que queda de nieve (que aún queda) y vosotros... jeje ya veo que teneis el gusanillo y vais a hacer uno de escalada.
Muy bien. Oye, si quieres las fotos del curso travesia dimelo que te las mando. las tengo preparadas. Un saludo, máquina.