Mas pateos por zonas "olvidadas". Septiembre 2011

Publicado en por Joe

Bueno, como la muñeca sigue sin querer dejar de doler y habiendo recibido el encargo por parte del traumatólogo de que tengo una preciosa tendinitis cubital, más días que nos tendremos que dedicar a andar por los Picos buscando esas cimas o recorridos algo olvidados.

 

Y empezamos con un día de niebla a comienzos de este mes. Unos cuantos me hicieron caso y aceptaron seguirme por la que finalmente bautizamos como "la antirruta". Por qué este nombre. Muy fácil: se me ocurrió subir por el Hachero, pasar por el collado del Valdecoro a Aliva, enlazar con la canal del Vidrio para hacer la Garmona. El problema es que Aliva es muy grande y se tarda un buen rato en atravesarla y para cuando llegamos al Vidrio se había metido la niebla y, así, no mola nada. Pues variamos el recorrido y nos fuimos para el otro lado. ¿A donde?... en breve.

 

Comenzamos por el Hachero, entre nieblas.

 

1

 

La brecha que se ve a la izquierda es el Hachero. Por supuesto que por ahí no se sube, si no que se pasa por debajo del cable. Pero menciono esto para deciros que por aquí se forma una cascada en invierno de unos 70º. Para acceder a ella cogemos el teleférico, llegamos al collado y rapelamos. La cascadita hay que hacerla con la cuerda por arriba: es orientación sur y el hielo... no suele ser muy gordo como para asegurar. Es una buena opción para un día de esos que no sabes que hacer.

 

Del collado del Valdecoro pasamos a Aliva. Nos recibio, imponente como siempre, la pared de Peña Vieja ( y todos sus satelites).

 

2

 

Pero enseguida se metió la niebla que, en algunas ocasiones, era tan negra que parecia que iba a convertirse en otra cosa.

 

3

 

Así que tras picar algo como felices turistas al lado de la pista decidimos variar la "antirruta". Pues nos volvemos hacia el cable a ver que tal está por allí el tiempo. Y de paso, si va bien, nos subimos a la Torre de Altaiz por al camino carretero que parte del collado Fuente Escondida. Este camino, tallado en la roca, forma parte de la historia de nuestros Picos. Impresiona ver las instalaciones y las catas. Por allí iban a currelar... vaya gente... que tiempos...

 

4

 

El camino se hace bien aunque es aéreo. Al poco llegas a unas ruinas, vestigios del pasado, y toda la roca se rompe por ahí. Sin duda es consecuencia de las voladuras de antaño.

 

5

 

Luego hay que ascender con una canal rota, rotísima, que nos depositará en una pequeña brecha y, de ahí, por una cresta algo aérea a través desembocaremos en la cima de la Torre de Altaiz.

 

6

 

7

 

Desde la Torre de Altaiz seguiremos crestando hasta la cima del San Carlos. Luego ya, para bajar de ahí, podemos hacerlo directamente hacia el Hoyo Oscuro o tirar a la derecha (orográfica) para ir a la Collada Verde y desde ahí volver al Collado de Fuente Escondida pasando por debajo de la vertiente norte del San Carlos.

 

8

 

Ya bajando por la Canal de San Luis nos pudimos deleitar de los efectos de la niebla y el sol sobre los contrafuertes sur de Peña Vieja.

 

9

 

Y como no tuve bastante y no soy de esos que dejan las cosas sin hacer, dos días despues me vuelvo a la zona. A hacer lo que no había podido ser. La verdad es que tenía dudas acerca de los picos del Cordal de Juan de la Cuadra. Que si unos dicen que la Garmona es el más difícil, que otros que el chungo es el Juan de la Cuadra...Dudas que hay que resolver y que a mí me quedaron claras este segundo día.

 

Empece otra vez por el Hachero, pero esta vez hasta el cable y de ahí a Aliva en busca del Vidrio. Con un día radiante, ví claro el asunto: la Garmona es la primera cima a partir de la cual el cordal desciende hasta el Escamellau. Por lo tanto, los Cuetos de Juan de la Cuadra son los que necesitan llevar algo de material...

 

En la foto los tres piquitos de la izquierda son La Garmona y el de la derecha, el Juan de la Cuadra.

 

11

 

Y del Juan de la Cuadra hacia su derecha continuan la Marta Navarro y detrás, que no se ven, el Paredón del Albo y finalmente el Escamellau.

 

10

 

Pues poco a poco me acerqué a la canal del Vidrio. Hacía casí quince años que pasé por allí por última vez y, ¡como ha cambiado!. El paso complicado, para llegar a la caseta en ruinas, es una autopista. Y que decir del resto de la canal: pues la Gran Vía. No hay duda de que los Picos son, cada vez, más transitados.

 

Esta es la entrada de la canal. Conviene ir todo a la izquierda para luego coger el camino que nos lleva a la canal en sí.

12

 

13

 

Y ya sólo nos queda subir hasta arriba y en una bifurcación coger el sendero que nos acerca al collado desde el que subiremos a la Garmona ( y si queremos, siguiendo el camino, podremos ir a Collada Bonita, o bajar por las Moñetas, vaya usted a saber y decida su recorrido en libre albedrío).

 

14

 

Y desde la cima de la Garmona se ve el picacho de Juan de la Cuadra. Una observación aquí: si quereis ir a escalar las vías que el Cholo y Miguel ponen en su guía, están en este pico y no en la Garmona. La aproximación es un poco más larga si venimos por el collado de la Canalona. Desde Aliva se podría subir a su base en unas 2 horas.

 

15

 

Y un par de días después, con Rosuca, vuelvo a completar el plan: el cordal entero desde el Escamellau hasta la Garmona. Esta vez llevamos material para despejar la ascensión al Juan de la Cuadra.

 

Comenzamos por la Vegas de Sotres y Moñetas p´arriba hasta casi el lago. Luego faldeamos y cruzamos el Vallegón (antigua vía normal del pico). Y ya veo planes pal invierno: algún corredorzuco de su cara norte y bajar el Vallegón con esquís. Promete.

 

El Vallegón desde arriba.

 

17

 

La cima del Escamellau tiene unas preciosas vistas. De esos montes que ves desde lejos y luego, al subirles dices: "joer, que guapo el paisaje".

 

16

 

Y desde él vemos el siguiente pico: el Paredón del Albo.

 

18

 

En un plis-plas nos plantamos en él. Bueno tardamos más un plas que un plis... Y de paso miramos para atras, al sitio de donde venimos.

 

19

 

Y también miramos para adelante. Claro, al sitio a donde vamos. Es la Marta Navarro. Parece cerca pero se tarda un buen rato. Yo diría que dos plis-plas.

 

20

 

Y ya en su cumbre, al siguiente. A la incognita.....

 

21

 

Para bajar de la Marta Navarro hay que buscar unas viras hacía el lado de Aliva. El destrepe es aéreo pero fácil. Sin embargo hay que perder bastante altura. ¡Que incordio!. Esta es la zona del destrepe. Os recuerdo: a buscar viras!!.

 

22

 

Y luego faldear y volver a remontar a media ladera hacia el siguiente Pico.

 

23

 

Y cuando iniciamos la remontada el viento sur empieza a soplar a tope (más de lo que había hecho el resto del día, que ya fué bastante) y de repente nos mete un marrón en forma de niebla y nubes densas que todo lo humedecen. Caguenla... pa abajo que todavía queda rato y sólo aquí vamos a tener el último escape hacia Aliva. Creo que la vía más sencilla será buscar las chimeneas que se intuyen por encima de las viras de hierba... En breve la solución, que no es momento de dejar las cosas a medias....

 

Enfin que ya veis que a mano mala...piernas fuertes.

 

Un cosa que me indignó: a la subida de la Marta Navarro me encuentro este envoltorio, bien pisado con una piedra para que no se vuele. Que curioso. Acepto que en las zonas de "turismo" proliferen las "especies no autoctonas", pero hasta aquí creo que sólo vienen montañeros. O eso se creen... porque la verdad, quién dejo esto aquí para mi sólo tiene un nombre: guarro.

 

24 

 

Por cierto que el acertante de la vía del anterior artículo fué Manu, el leonés que todo lo escala. Y añado... ¡ Y como escala!.  A ver si busco alguna foto enrevesada jeje y la pongo.

 

Nos vemos... por arriba...como siempre

Etiquetado en Andurreos

Comentar este post