Escalada Clásica en el Castro de Candilejas (Agero). De recuerdos

Publicado en por Joe

Ya que el otro día hablaba un poco sobre la escalada clásica aprovechando el hilo de la escuela de El tejo, vamos a seguir urgando más en el tema de esta modalidad. Hoy aprovecho que el amigo Tiuco me ha pasado fotos de andanzas de pasamos junto con otros buenos amigos. Que sepais que este artículo es gracias a él y a su gusto por hacer fotos allá por donde pasa. Le podríamos llamar el "Tom Frost" de Cantabria.

 

El hilo de hoy pasa por una de las facetas más interesantes de la escalada clásica y que suscita a veces problemas de conocimiento: el artificial.

 

Primero os dejo unas pequeñas definiciones ( a mi manera ) de los diferentes tipos de escalada:

 

- Escalada libre. Aquella en la que solo se usan las manos y los pies para progresar. La cuerda y las demás herramientas sólo sirven a modo de seguro ante una posible caída. Los medios de seguro fijos deben ser minimizados.

 

- Escalada artificial. En ella se usan diferentes elementos para progresar por la pared (clavos, friends, chapas, etc) ya sea unos pocos metros o gran cantidad de largos.

 

- Escalada clásica. Es en la que progresamos por la pared usando nuestros propios sistemas de autoprotección. Puede haber chapas en lugares concretos e imprescindibles.  Puede combinar libre y artificial.

 

- Escalada deportiva. Busca llevar la escalada libre al máximo extremo de dificultad. Al exigir gran esfuerzo y movimientos muy complejos requiere un previo aseguramiento a base de seguros fijos de la vía ( en la actualidad parabolts y químicos) . Las vías suelen ser de reducidas dimensiones.

 

- Gran vía deportiva. Consecuencia de la escalada deportiva. Después de usar las pequeñas paredes la dificultad se exporta a mayores longitudes. En un principio fué ( y es) utilizada por escaladores de alto nivel que necesitaban pre-asegurar bellas lineas no protegibles con medios limpios ( los de quita y pon y no agresivos con la roca).

 

Como consecuencia de la gran expansión de la escalada deportiva  y de su aparente seguridad, su concepto ha sido erroneamente utilizado en la gran via deportiva. Se equipa indiscriminadamente lugares y paredes que, con mucha seguridad, podrían ser ascendidas con medios de seguro flotantes y generando menos impacto en el medio. Se ha usado como criterio justificativo su mayor seguridad, olvidando que dicha seguridad la proporciona el escalador . Se ha expandido con la idea de que "democratiza" la escalada abriendola a un mayor público (o sea haciendola objeto de consumo), olvidando que ese público, en la mayoría de las ocasiones, carece de conocimientos técnicos. Esta aparente "seguridad" unida a su "masificación" generan graves situaciones de riesgo que  no se convierten habitualmente en accidentes gracias a la fortuna.

 

Resumir esta última frase es muy sencillo:  "la montaña perdona mucho".

 

 Dentro de la escalada clásica tenemos en Cantabria un lugar idoneo para realizarla. Todos conocemos el Cueto Agero y sus alrededores. En torno a él se ha creado una aureola de misterio. Sólo las clásicas son frecuentadas y sin embargo guarda muchos tesoros que pasan ignorados al escalador actual.

 

Nosotros siempre hemos ido mucho al Agero y aquí os presento una escalada de hace unos cuantos años de una vía que combina libre y artificial en el más puro estilo clásico: Volumen Brutal en el Castro de Candilejas.

 

Todo empieza como siempre es en el Agero: un despertar en la cabaña con el ruido de los parajitos, una mirada al Cueto en el momento de la primera me... del día, el desayuno, ponerse los bartulos y tirar para arriba no sin antes comprobar que el tiempo aguantará sin llover demasiado ( estamos en la Escocia del norte ibérico, aquí no se dice hoy no va a llover sino a lo mejor...)

 

0bis

 

Y caminito para arriba.

 

0

 

Hoy vamos a Volumen, es el característico techo en la cara este del Castro de Candilejas. Arriba del todo.

 

1

 

El primer largo hace una diagonal herbosa-rota hacia la izquierda. Es sólo de quinto pero conviene asegurar bien y moverse fino. Llegas a una reunión montada con un spit y un puente de roca. Aquella vez subimos burilador por si había que reequipar pero juzgamos que estaba aún en condiciones. Creo que ahora ya se ha restaurado. De todas formas si no lo vemos bien podemos reforzar.

 

3

 

El segundo largo ya es un poco más complejo y expuesto. Subes unos metros expo y llegas a un clavo (creo que era un clavo) desde el que se hace un rapel pendular hasta un fino diedro (también algo expo) para llegar a una reunión montada con clavos bajo el gran techo. El pendulo se puede destrepar (creo que era algo así como 6b) y el largo es, en su conjunto, 6a. Lo guapo es que con estas travesías te situas sobre una gran bóveda y, de repente, tienes un patio de la os...

 

4

 

5

 

El tercer largo es de artificial equipado. Haces un travesía a la derecha en libre que acepta poner seguros (también se puede hacer con los estribos) y te das tres o cuatro pasos con ambiente para salir a un diedro fisurado y llegar a la siguiente reunión, también equipada.

 

6

 

7

 

9

 

El problema fué que, bajo el techo no nos enteramos que se había puesto a llover y de ahí para arriba todo era una poza. El largo, como de 5+, es de adherencia, con unos guapos diedros, y completamente desequipado por lo que costo bastante hacerle. Tiuco dió aquí una muestra de saber hacer. Es lo que tiene esto, hay que salir por  arriba cueste lo que cueste. Además, desde la tercera reunión no hay retorno hacia abajo.

 

10

 

La foto de arriba es de antes de empezar a diluviar. La de abajo, acabando el largo.

 

11

 

Menos mal que antes haciamos eso de quedarse allí arriba. Las movidas del día, se convertian en juergas por la noche, a la luz de la hoguera, la rueda de la bota de vino y los humos dulces.

 

12

 

Una pena que no he podido poner fotos del Tiuco (que salga él, que las fotos son todas suyas). Hoy por hoy es él el que hace posible este artículo. Otra vez saldrá.

 

Bueno, habeis visto algo más serio en esto de la escalada clásica. Por cuatro, ocho o cien metros de estribos no es necesario dejar de hacer un buena vía. Se buscan artimañas y se escala. Ya esta.

 

 Me hace gracia lo de " no hago la Rabadá porque no hago 6c y además esta limpia". Busca tus trucos, usa pedales y seguro que, con menos grado del que te crees, disfrutas de 700 metros de buena escalada a cambio de 50 de artificial. ¿O no?

 

Un saludo clásico.

Etiquetado en Escalada Clasica

Comentar este post